/El proteccionismo y la recuperación global
nuevo paradigma

El proteccionismo y la recuperación global

Parece absurdo, un disparate, pero uno real: EEUU, el faro durante décadas, la voz que siempre ha defendido el libre comercio e impulsado la apertura económica como motor del cambio político, acababa de protagonizar un giro espectacular e inquietante.

“Ha habido un desacuerdo entre un país y el resto de los participantes”, dijo en Baden-Baden el entonces ministro francés, Michel Sapin. “Ha habido momentos en que éramos seis contra uno”, coincidía el fin de semana pasado Angela Merkel desde Sicilia, donde el G-7 recibió por primera vez a Donald Trump. En ambos casos el problema era el mismo. No se trata de una campaña electoral o de una estrategia concreta, la cosmovisión de la nueva administración estadounidense es diametralmente diferente.

Trump amenaza a las empresas que estudian la deslocalización, presiona a las compañías y sus directivos con tuits que hunden sus cotizaciones, arremete en público y en privado contra Alemania y su superávit comercial y reprende a los líderes mundiales en directo por morosos.

La respuesta desde París y Bruselas no es mucho más tranquilizadora. Emmanuel Macron tiene como una de sus propuestas estrella un programa con el nombre “Compre europeo” que dejaría fuera de los concursos a empresas no comunitarias.

No es buen momento para el comercio, al menos para discutir y negociar sobre él, Trump no ha dicho la última palabra sobre el NAFTA ,y la Casa Blanca ha subido los aranceles a la importación de madera y a la de productos lácteos. Trudeau estudia represalias sobre el carbón. El acuerdo de libre comercio entre el Viejo Continente y Canadá estuvo a punto de ser frenado por la resistencia de una región belga. Y los tribunales de Justicia de Luxemburgo han tardado años en pronunciarse sobre los detalles del que Bruselas negocia con Singapur.

En su último informa anual, publicado este miércoles, la Organización Mundial del Comercio señala que sus 164 miembros introdujeron entre octubre de 2015 y octubre de 2016 una media de 15 medidas proteccionistas. Desde el inicio de la crisis de 2008, 2,978 medidas contra el comercio se puesto en marcha en el mundo.

LA UE se preparaba para una especie de guerra comercial con China, denunciando el ‘dumping’ y sus prácticas agresivas por el continente o en África. En cambio, el Gobierno de Pekín llegó esta semana a Bruselas como la gran esperanza para el comercio mundial y como aliada indispensable para mantener el acuerdo sobre el Cambio Climático.

 La realidad la resumió el ministro alemán Sigmar Gabriel hace unos días en viaje oficial. “En estos tiempos en los que otros pivotan hacia aislacionismo y nacionalismo y tienen tendencia proteccionistas, China y Europa defienden un comercio abierto global y el multilateralismo”.

 

 

Fuente: El Mundo